Al menos 27 efectivos de la Policía Federal sufrieron un cuadro de intoxicación al ingerir alimentos que aparentemente se encontraban en mal estado en la ciudad de Rosario.

El incidente se inició el jueves cuando los policías, que se encuentran destinados al Plan Bandera desarrollado en Rosario por el Ministerio de Seguridad de la Nación, retiraron una ración de hamburguesas de un club de origen asiático situado en el centro de la ciudad.

Fuentes de la cartera citados por La Capital de Rosario señalaron que este viernes los efectivos, mientras realizaban un operativo, comenzaron a sufrir vómitos y otros trastornos gastrointestinales.

“Entendemos que no estaban correctamente cocinadas porque son las mismas que suelen comer efectivos de Prefectura y Gendarmería y nunca hubo inconvenientes”, expresó un vocero del ministerio citado por el mismo medio.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente