Dos presos que estaban alojados en la comisaría 2da, situada en Concepción, Capital, se fugaron aprovechando un descuido del calabocero.

Según fuentes judiciales, la fuga fue en la noche de este domingo, pero recién en horas de la tarde de este lunes la Policía se dio cuenta, al realizar el conteo de reos.

El caso es investigado por la UFI Delitos Especiales, con la mira en el policía que estaba encargado de la custodia de los calabozos. Los voceros comentaron que ese uniformado se encontraba requisando a un nuevo detenido para hacer su ingreso y que, en ese descuido, dos de los presos aprovecharon para abrir una puerta, salir al patio y evadirse.

En ese momento nadie se dio cuenta. Es más, la noche y la mañana transcurrieron con normalidad. Pero en horas de la siesta, al hacer el conteo, en la comisaría 2da se fieron cuenta que faltaban Carlos Palacio y Javier Molina, dos condenados que en teoría estaban por ser trasladado al Penal de Chimbas. Ambos son buscados.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente