José Alperovich, exsenador y tres veces gobernador de Tucumán, no hizo uso este martes de sus últimas palabras, a la espera del veredicto en el juicio en el que su sobrina y exempleada lo acusa por abuso sexual.

En ese marco, el Tribunal confirmó que la sentencia se conocería a partir de las 20. Finalmente, el exgobernador fue sentenciado a 16 años de prisión, luego de ser encontrado culpable por abuso sexual.

Juicio contra José Alperovich. El exgobernador, este martes, a la espera de la sentencia. (Clarín)
Juicio contra José Alperovich. El exgobernador, este martes, a la espera de la sentencia. (Clarín)
También fue inhabilitado para ejercer cargos públicos de por vida. El juez ordenó la prisión preventiva del exgobernador y su inmediato traslado a una unidad carcelaria.

Alperovich aguardó la lectura de la sentencia acompañado de sus cuatro hijos en el edificio de Tribunales luego de que la justicia le rechazara la petición ir a su departamento durante el cuarto intermedio.

Durante el juicio, la querella había pedido 22 años de prisión, la fiscalía 16 y la defensa la absolución. La decisión estuvo a cargo del juez Juan Ramos Padilla.

El exgobernador de Tucumán, José Alperovich, luego de conocer su condena. (Gentileza Clarín)
El exgobernador de Tucumán, José Alperovich, luego de conocer su condena. (Gentileza Clarín)
Alperovich fue hallado culpable: el veredicto
Resuelvo condenar a José Jorge Alperovich, argentino nacido el 13 de abril de 1955 en San Miguel de Tucumán por ser considerado autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual simple, reiterado en tres oportunidades.

Los últimos dos hechos cometidos en grado de tentativa y otros seis sucesos de violencia sexual agravados por haber sido con acceso carnal. En todos los casos mediando para su comisión intimidación, abuso de una relación de dependencia, de poder y de autoridad a la pena de 16 años de prisión - accesorias legales y costas - decretar la inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos en el ámbito nacional, provincial y municipal.

Disponer en este acto la detención de José Jorge Alperovich y su inmediato traslado a una unidad carcelaria del Servicio Penitenciario Federal.

La condena impuesta a José Jorge Alperovich vencerá el 17 de junio de 2040 a las 24 horas debiendo recuperar su libertad a las 12 horas de ese día.

Declaración de Alperovich
El pasado 3 de junio, Alperovich declaró en el juicio. Ratificó su inocencia, aseguró que “nunca estuvo a solas con la denunciante” y dijo que se trata de una causa “política” y “armada” para que “trascienda en Buenos Aires”.

Juicio a José Alperovich. Día de sentencia en la acusación por presunto abuso sexual. (Clarín)
Juicio a José Alperovich. Día de sentencia en la acusación por presunto abuso sexual. (Clarín)
Juicio a José Alperovich: qué dijo el exgobernador tucumano sobre la causa de abuso
Tras la declaración de casi 70 testigos, y como cierre de la etapa probatoria, el exsenador tucumano llegó a la sala de audiencias del Tribunal Oral en lo Criminal N° 29, y antes de ingresar aseveró: “Soy inocente”.

“Hace cinco años que estoy sufriendo. Esto me cambió la vida. Estoy muerto en vida. Mi familia está destruida, pero vengo a dar la cara. Quiero que se sepa la verdad”, comenzó.

Cómo conoció a la denunciante: la versión de Alperovich
Luego, hizo mención a cómo conoció a la denunciante.

“En diciembre de 2017, mi hija Sarita me dijo que se había acercado ella (la denunciante); yo no la conocía, y me dijo que quería sumarse a la campaña. Y le dije que sí”, recordó. Y siguió: “Ella era empleada de Regino Amado en el ministerio de Gobierno. Yo no le pagaba. Los que trabajaban era militantes. Era gente que tenía su trabajo en el Gobierno hasta que a (Juan) Manzur le entraron los celos y me los sacaron”.

A su vez, sostuvo que durante sus mandatos como gobernador, “tuvo una sola secretaria, Silvia Saavedra”. “Cuando entré al Senado no tenía secretaria. Y yo estaba muy desorganizado y entonces le dije a ella (a la denunciante) si quería ayudarme con la agenda diaria”.

“Yo no abusé de ella”, dijo Alperovich
“Esto está armado políticamente. Yo no tengo dudas de todo eso. Hace cinco años que en la prensa me dice violín”, señaló.

Play VideoAlperovich declaró en el juicio (TN)
“¿Voy a arruinar mi vida a esta edad? Yo no abusé de ella. Lo que vivo no se lo deseo al peor enemigo. Yo se que no hice nada. Esto es peor que la muerte”, mencionó.

Minutos previos a su declaración y durante su llegada a los tribunales de la Ciudad de Buenos Aires, Alperovich fue esperado por varias personas al grito de “justicia” y “violador”.

Al término de la ronda de testigos y antes de escuchar los pedidos de condena en su contra, el exgobernador de Tucumán, buscó defenderse en el juicio en donde se lo acusa de abuso sexual a una sobrina.

Alperovich inició su declaración que estaba siendo seguida por los medios que estaban presentes, con trasmisión en vivo. Curiosamente, el juez decidió habilitar la difusión de este pasaje, cuando al inicio del debate oral había dejado claro que no podía ni siquiera usarse el celular en las audiencias. Solo se iba a permitir la difusión del día de inicio y en el momento de la apertura de los alegatos y la sentencia.

“Cuando yo termine de hablar, todos podrán tener una idea de que yo no abusé, eso es una mentira, soy un hombre de casi 70 años, doctor. Lo que me está pasando no se lo deseo a mi peor enemigo. Yo defiendo a las víctimas que tienen que ser defendidas con respecto a todo, pero hace 5 años que estoy sufriendo por todos los medios ‘Alperovich violador’, y la verdad es que me cambió la vida, doctor”, le dijo al juez.

“Quizás a nadie le interese esto, pero un hecho de estas características a uno le cambia la vida, yo soy un hombre muerto en vida, tengo a mi familia que está destruida, pero confío y vengo a dar la cara. Vengo a que se saquen todas las dudas, y mi mayor deseo es que al final de esto se sepa la verdad”, remarcó.

De qué se acusa a Alperovich
El tres veces gobernador de Tucumán está imputado, en efecto, de haber cometido contra F.L., de entonces 29 años, tres hechos de abuso sexual -dos de ellos en tentativa- y seis sucesos de violencia sexual agravada por acceso carnal.

Para los acusadores, el político habría cometido la totalidad de los delitos entre el 14 de diciembre de 2017 y el 26 de marzo de 2018 en las ciudades de San Miguel de Tucumán y Yerba Buena, y en un departamento de Alperovich en el barrio porteño de Puerto Madero, mientras su sobrina trabajaba como su asistente personal en la campaña electoral de 2018-2019 para regresar a la gobernación provincial.

“La prueba va a decir la verdad”, afirmó el exmandatario el primer día del juicio, a cargo del Tribunal Oral Federal 29, en cabeza del juez Juan Ramos Padilla.

“Sí, señor juez, mis abogados me piden que postergue la declaración para el final. (...) Sé que todos dirán lo mismo, pero yo quiero decirle, señor juez, que tengo 68 años, 11 nietos, 4 hijos… Quiero la verdad, porque esto me mató”, expresó aquel 5 de febrero.




Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente