La primer visita de Javier  Milei, como presidente de Argentina pasó a la historia teniendo en cuenta que en las horas que estuvo el Libertario en la provincia dejó varios puntos interesantes.

Todo comenzó cuando el avión aterrizó pasada las 10 de la mañana en el Aeropuerto local Domingo Faustino Sarmiento, el mandatario fue recibido por el primer mandatario local, Dr. Marcelo Orrego y una selectiva comitiva de funcionarios provinciales. Desde la Localidad de Las Chacritas se traslado vía terrestre directamente a la Casa Natal del maestro de América Domingo Faustino Semiento, donde se llevó a cabo todo el acto para lanzar desde la casa del prócer sanjuanino el ambicioso  Plan Nacional de Alfabetización.  


“Estamos mirando de frente por primera vez un problema que la Argentina ha evitado aceptar y que la política ha querido esconder debajo de alfombra por demasiado tiempo, ya sea por impericia, ya sea pro cobardía o por cinismo”

Fueron las algunas de las contundentes frases del presidente, en la Casa de Sarmiento. Y agregó, “hablo del germen del analfabetismo que se propaga por sistema educativo, le quiero agradecer a los presentes por llamar a las cosas por su nombre y hacerse cargo del problema que atraviesa el país requiere de mucho coraje”.


La política ha querido esconder, por demasiado tiempo, por cinismo, el germen del analfabetismo y le quiero agradecer a los presentes porque hacerse cargo requiere mucho coraje. Que los chicos sepan leer y escribir debería ser lo más importante”, comenzó diciendo el presidente Javier Milei.  

Por otro lado, el discurso presidencia no dejó de lado los valores actuales que hay en educación: “La mitad de los chicos de la primaria no saben leer, 7 de cada 10 chicos no comprenden lo que leen. El fracaso de la alfabetización no significa un contenido más, es lo que hace posible otros aprendizajes”.

Milei nombró a Sarmiento como el máximo referente, no solo de la educación, sino también como el visionario que erradico la barbarie, el analfabetismo y logró que argentina sea potencia en educación.

Por su parte, el presidente presentó un nuevo Plan de Alfabetización en que aclaró que no es solo un plan de gobierno, sino también un deber histórico para el país. Considera que el desarrollo económico y educativo van de la mano y que un chico que no come, no estudia y no estudia no puede progresar.

Presentamos este plan que tiene muchos elementos, pero también un corazón. Vamos a formar en alfabetización a todos los docentes, vamos a dar recursos a las provincias para que se formen los docentes, vamos a evaluar a los docentes a nivel nacional, vamos a hacer que puedan enseñar en los lugares de peores condiciones y vamos a evaluar a los alumnos a partir del 3º grado”, dijo Milei en Casa de Sarmiento.

Algo que también recalcó el presidente es que el foco está puesto en la búsqueda de la excelencia y que la exigencia no es mala, como tampoco lo son las evaluaciones: “Que quede claro, evaluar no es estigmatizar, es la mejor manera de entender a los estudiantes en la comprensión de sus estudios”.

Finalmente, el presidente comentó que es un gran desafío mejorar la educación, pero que Argentina tiene con qué hacerlo. Hay a favor la revolución tecnológica y los elementos de la inteligencia artificial.

Somos Argentina, el país de Sarmiento, no podemos faltar a la historia y a nuestro destino como pueblo. Argentina puede volver a ser el faro de luz en materia de alfabetización de la historia. Viva la Libertad, carajo”, cerró Milei.









Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente